martes, 22 de julio de 2008

La máquina del cambiazo


---

Nota: Este artículo lo cedí hace tiempo a corra, jefe, corra y lo republico de nuevo aquí, con pequeñas actualizaciones, rollo libro de migsoto, jeje:

---

Cuando pensamos en inventos del profesor Bacterio no podemos evitar crear una larga lista de ellos: el sulfato atómico, la tergiversicina, la elasticina, la chiclemicina, el transformador metabólico ... Sin embargo, el más común y utilizado en la obra de Ibáñez ha sido la máquina del cambiazo. Nunca ningún otro invento había sido plasmado en más de un álbum. Y no estamos hablando de 2 o 3 obras, no: en más de cuatro aventuras tienen que utilizar nuestros intrépidos agentes susodicho invento. Y no es para menos.

Empezaremos describiendo el invento para todo/as aquello/as que no lo conozcáis. La máquina consiste en una caja de hierro del tamaño de una persona que, introduciendo unas coordenadas, permite intercambiar al individuo que se halle en su interior con otro que se encuentre en cualquier parte del mundo. A lo largo de la historia este invento se ha ido perfeccionando con pequeñas mejoras, pero el objetivo siempre ha sido el mismo: intercambiar cosas. Su funcionamiento a nivel científico es incluso desconocido por el propio Ibáñez, ya que, en el Salón del Cómic de Barcelona de 2008, en un acto que organizó el autor en motivo a sus cincuenta años, un niño le preguntó qué sucedía dentro de la máquina cuando se sucedían los cambiazos y ni siquiera el propio Ibáñez supo qué contestarle. Por otra banda, a Ibáñez siempre le han inquietado los cambiazos: famosos son los que da Mortadelo a sus enemigos para conseguir planos secretos y otras cosas (lo típico de cambiar una maleta por una tapa de contáiner, pudiendo cambiar un objeto por otro por su similitud en las asas, para que la víctima no note ningún cambio perceptible al tacto [podemos ver muchos cambiazos en la historieta "Ladrones de coches"]). Incluso nuestros agentes han sido víctima de cambiazos por parte de bandidos y otros malhechores. Así que no es de extrañar el amor que nuestro pintamonas siente por este invento.

La máquina del cambiazo tuvo el privilegio de ser el segundo invento creado en manos de nuestro inventor barbudo. Este detalle lo podemos observar leyendo la novena viñeta de la primera página de La máquina del cambiazo: podemos observar que Filemón se extraña de probar un nuevo invento de Bacterio, como si fuese algo novedoso, desconoce su destino, ¡ni siquiera huye como de costumbre! No será hasta pasado unas páginas cuando empezarán a huir, conociendo su desgracia. De hecho, Mortadelo hace un chiste (en la misma viñeta) aludiendo al sulfato atómico. Observando las primeras páginas de esta aventura podemos observar que el estilo de los dibujos muestra que se trata de las primeras aventuras largas de Mortadelo y Filemón. Pero eso no es del todo cierto. La obra en un principio fue pensada para hacer un simple cómic de 8 páginas, como La chiclemicina o El caso de la patata. Es por eso que detienen al primer caco en el primer episodio. Fue más adelante cuando decidieron hacer una historia de 3 capítulos de 8 páginas sobre la captura de Jack "Tortazo" y, más adelante, otra de 20 páginas, siendo la más sosa de las tres.

No obstante, fue tal la fama de esa primera aventura de la máquina del cambiazo que los famosos Estudios Vara (conocidos como los creadores de los primeros dibujos animados de Mortadelo y Filemón) decidieron hacer una adaptación libre de esta aventura en su famosa obra "El armario del tiempo". Ese film fue el más largo que hicieron de Mortadelo y Filemón, ya que hasta entonces Estudios Vara solo hizo historias cortas con guión de cosecha propia pero con adaptaciones de historias cortas de aventuras de 2 páginas, reunidas en los famosos Festivales de Mortadelo y Filemón 1 y 2. En El armario del tiempo se substituyó el papel de Bacterio por el de un hipotético primo bigotudo y enano de Filemón, y se crearon personajes como el de la abuela vecina que intervienen con importancia también en la aventura.

La fiebre por este invento no cesó, e Ibáñez no quiso que la máquina saliese sólo en una obra. Por lo que decidió hacer más cómics sobre dicho artefacto. El primero fue una breve y poco famosa historia de 8 páginas titulado El cacharro del tiempo (que podéis encontrar en el OLÉ Mortadelo nº35 El caso del señor Probeta). Aquí el invento recibe su primera mejora y permite a sus usuarios viajar al pasado (en este caso, para recuperar un presunto tesoro familiar del super que fue injustamente robado). Más tarde, la máquina del cambiazo vuelve a aparecer en una de las mejores aventuras de nuestros agentes secretos: El quinto centenario. Allí resulta haber una máquina del cambiazo capaz de trasladar a sus ocupantes al futuro, para así poder ver qué ocurrirá de aquí a 500 años. Pero el destino quiso que Mortadelo y Filemón viajaran 500 años al pasado y tuviesen que vivir una aventura con Cristóbal Colón. La cuarta aparición de la máquina del cambiazo fue en uno de los remakes que Ibáñez creó en 1998, en el álbum ¡La maldita maquinita!. De nuevo aparece fugazmente en "Prohibido fumar", en que prueban el invento brevísimamente en un intento de remake forzado por atraer la atención del lector. No es el único inciso breve que sucede en esta historieta, ya que hay otros aspectos que se tratan también de manera fugaz a modo de mini-remakes condensados (pero esto es posible que lo comentemos en otro post). Para acabar, la máquina también se usará en "Bajo el bramido del trueno" para traer a los personajes de Víctor Mora y Ambrós a las instalaciones de la T.I.A.

Sobre el argumento de "la maldita maquinita" (la historieta donde más fuerza y protagonismo toma el invento dentro del suceso de remakes) es igual que el del primer álbum: a base de cambiazos en el presente deben hacerse con un gángster. No es de extrañar, ya que en 1998 Ibáñez hizo bastantes historietas reversionadas de obras que ya había creado en un pasado: vemos que El óscar del moro es reversión de Los inventos del profesor Bacterio; El espeluznante doctor Bíchez, del cómic El caso del Sr. Probeta; La M.I.E.R., lo es de Cacao Espacial; e incluso hay quien dice que El Tirano lo es de Objetivo: eliminar al rana, por aquello de infiltrarse en el enemigo para poderle destruir.

En definitiva: si todavía no has leído nada sobre la máquina del cambiazo, ¡ya estás tardando! En uno de los clásicos más míticos de nuestros intrépidos agentes especiales.

1 comentario:

LAUREANO PRODUCTIONS dijo...

Es todo un honor estar dentro de tu lista de Blogs!
Enhorabuena por el Blog! Si quieres te puedo decir codigos HTML interesantes para tus blogs.